lunes, 10 de junio de 2013

Unión Maestranza, el bicampeón paceño apunta alto

El DT Uber Acosta agarró al equipo en medio torneo de la Primera A, y a partir de ahí se cumplió una campaña perfecta hasta lograr el título otra vez. El club de Viacha tiene ahora nuevos objetivos.

REYNALDO GUTIÉRREZ

Periodista

En fútbol, los títulos son el resultado de una buena inversión económica, de un trabajo planificado y esforzado, y algo de suerte.

Así resume la conquista de una nueva corona, en la Primera A de la Asociación de Fútbol de La Paz, el técnico del bicampeón Unión Maestranza, Uber Acosta.

Contó que “si no había trabajo en equipo y convencimiento de los jugadores, que podíamos lograr nuestro objetivo, no hubiera sido posible festejar el título”.

El entrenador yacuibeño asumió el mando técnico del equipo provincial a mitad del torneo y con cinco puntos detrás del líder de entonces, ABB.

“Hicimos una campaña perfecta, jugamos 11 partidos y conseguimos 33 puntos”, destacó al hablar de números.

Mencionó que en el fútbol no hay una varita mágica, sino “el trabajo tiene que ser en la cancha y fuera de ella, convencer a los jugadores que las ideas que uno tiene van acompañadas de esfuerzo, sacrificio, de cuidados y reposo. El fútbol no sólo es ir a entrenar y hacerlo bien. Tienen que cuidarse en su vida privada y en su alimentación”.

Admitió que la tarea no fue fácil, porque “faltaba preparación física, y mejoramos eso poco a poco, cambiamos el sistema de juego a duras penas, algunos jugadores no estaban rindiendo de acuerdo a su nivel, y les convencimos que podían dar más. Al final todo fue beneficioso”.

De su parte puso experiencia, su conocimiento de los jugadores y de los rivales, “aspectos que también son importantes”.

Explicó que se topó con una serie de dificultades para cambiar de mentalidad a algunos jugadores. “El jugador a veces está acostumbrado a jugar de una manera y cuando le pides otras cosas no le gusta, para eso aplicamos el convencimiento en las charlas internas y serias; en ese aspecto las dinámicas de grupo fueron fundamentales”, añadió.

Según Acosta, el jugador boliviano es reacio a algunos movimientos, “ellos creen que con el mínimo esfuerzo ya está, y para mejorar el fútbol hay que exigirle más, aunque eso cuesta. Al jugador le cuesta hacer sacrificios”.

Otro aspecto con el que tropezó fue que los jugadores jóvenes “piensan que con lo que saben les puede alcanzar, eso está bien para el torneo local, pero para jugar un campeonato como el Nacional B hay que hacer un doble esfuerzo, y en eso vamos a continuar trabajando”.

Rememoró que cuando era jugador (era delantero) “los que no trabajaban perdían, por eso había que hacer el doble de esfuerzo para ganarse el puesto, porque detrás de uno siempre había alguien que quería tu lugar”.

En esta nueva labor, el técnico nacional disfrutó de muchos logros, pero las ambiciones no terminan ahí, y el próximo objetivo de Uber es ascender a la Liga con Unión Maestranza.

“Es un sueño, una ilusión que tenemos los dirigentes, cuerpo técnico y jugadores, que no nos va a quitar nadie, tenemos derecho a soñar e ilusionarnos. Ahora estamos comprometidos y un poco obligados a tratar de recuperar la tercera plaza para La Paz, para eso hay que trabajar fuerte y duro”, puntualizó.


13 TÍTULOS ha ganado Uber Acosta en su carrera deportiva. Como jugador logró tres campeonatos como futbolista amateur, y dos como profesional (The Strongest). Como entrenador dio la ‘vuelta olímpica’ en condición de campeón en ocho oportunidades.


“Para jugar el Nacional B hay que hacer el esfuerzo doble, y en eso vamos a trabajar ahora.

Uber Acosta / DT de Unión Maestranza


Se intentará armar un buen plantel

El objetivo de Unión Maestranza es armar un plantel competitivo con aspiraciones de ascender a la Liga.

“Sí queremos ser protagonistas y recuperar una plaza para La Paz, no podemos quedarnos conformes con lo que tenemos, hay que reforzar al equipo en las tres líneas”, dice el técnico Uber Acosta.

Y no anda con vueltas: “Los que vengan tendrán que acomodarse y adecuarse al tema presupuestario y al otro, a las exigencias futbolísticas. No voy a exigir cosas que no sean reales”.

Remarcó que “es importante tener uno o dos jugadores que brinden el equilibrio, no vamos a llenarnos de veteranos”.

El Nacional B será en octubre, y el torneo de Primera A en agosto. La preparación arrancará en la primera quincena de julio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada